La trepanación

 

El ascensor siempre está en el séptimo.

Es más sano subir por las escaleras.

Ellos las suben de tres en tres;

yo las subo agarrándome a la barandilla.

Otros ni las suben;

prefieren esperar

a que el ascensor baje a la planta baja

y poder subir plácidamente

acortando El Viaje.

Sigue leyendo “La trepanación”