El sol de Santiago

EL SOL DE SANTIAGO

Abre los postigos, poeta,
¡el sol de Santiago salió!
Puedes vislumbrar luz
tras la cordillera
que te cerró el alma.

Alma cerrada
con el corazón abierto.
La toquicura bien roja,
infierno en tu invierno.

Las lágrimas te hidratan
cuando el dolor delata
tu extranjería
(del mundo).
La pesada alegoría de tu vida.

Morir frente al mar.
Empezar a dar amor de nuevo.
Dar el do de corazón.
Sentirme cerca estando tan lejos.

No viniste, doctor,
a pintar poesía
en labios dilectos.
Viniste a sentir la pacha
y brotar una arteria andina
en medio de tanta melancolía.

Vuélcate del plácido chinchorro,
vuelve a ser el mago,
mas recuerda lo que el viejo dijo:
-Nunca te fíes del sol de Santiago.

Anuncios
Publicado en Poesía | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

CINESIOLOGIA DEL CORAZON

CINESIOLOGIA CARDIACA

Cinesiología: del griego kínēsis ‘movimiento’, y logos, ‘estudio’

La boca de tu poeta
-cortada y agrietada por su frío-,
no busca ya el beso
que lo saque del pesar
en el que está sumido.

Dejó de estudiar los movimientos
de la pelvis, cadera y lengua
-movimientos del amor estándar-,
para estudiar los del corazón:
EL ÓRGANO cuyas teclas
quiere aprender a tocar.

Quiere ser fisioterapeuta del corazón.

Primer movimiento del corazón: ascenso

El corazón se vomita o eructa;
necesita salir
y entregarse a la amada.
Es la regurgitación del amor,
la vida matando a la muerte,
volver a sentir el ardor.

Segundo movimiento del corazón: descenso

El corazón desciende
y se recoge sobre sí
para no saber nada de latir.
Es la cabeza gacha del poeta
que se esconde del amor
y solo quiere dormir.

Tercer movimiento del corazón: ante-pulsión

Con cada latido
el corazón se adelanta
acosando al esternón.
¡Mas no reclamando salir!
Mas bien avisando de su explosión,
avisando que va a morir pariendo
Amor universal,
amor que nace de dentro a dentro.

Tu poeta no quiere besarte
ni siquiera acariciarte
o enamorarte.
Él solo quiere
que le permitas amarte.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Carta a los tiempos gramaticales

Carta a los tiempos gramaticales

 

Futuro, ya no quiero que me salves.

Solo déjame sangrar.

No esperes que haga testamento

cuando no tengo plata,

solo un corazón ahíto de melancolía.

 

Pasado, ya no quiero que me recuerdes

las trazas de vida que escarbaste.

Fieros recuerdos que hierven…

No añadas más fósforo

a mi memoria.

 

Presente, quise estar ahogado en ti.

Quise que cada segundo vivido

fuera una preciosa huida.

Un boca a boca intenso

dado por la vida.

 

Más sigo sangrando por la mayor de mis heridas,

la que nunca cicatriza,

la que escuece y suena.

 

Mas sigo respirando melancolía

que con su aroma a menta,

menta a mi alma

y ella acude al dolor.

 

Cansado de pedir la repatriación

a mi país.

Tendré que viajar solo

para encontrar

el hogar donde no existen

tiempos gramaticales,

solo paz.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sensaciones

SENSACIONES

1) Esa sensación al escuchar como tu reproductor de música te pone las canciones que te debilitan, que te tocan ahí dentro. Que estás hecho mierda y suena “Sooner or later” de Mat Kearney o directamente “Llorar” de Musicalité.

2) Esa sensación que se te queda cuando dices “te quiero” y recibes un “gracias”.

3) Esa sensación evidente que siente alguien manipulado, cuando solo le prestan atención cuando necesitan algo o para contar lo asquerosamente bien que le van en la vida.

4) Esa sensación de vacío, semejante a notar aire detrás del esternón y no ese órgano que dicen que es clave.

5) Esa sensación de ser un quinto plato, ni siquiera un segundo. Sensación de amistades por pena, y no por afecto.

6) Esa sensación de querer huir, aun sabiendo que posiblemente no es la solución al problema.

7) Esa sensación de no encajar en ningún sitio, más que en soledad, frente a un papel desnudo al cual arropar.

8) Esa sensación de no pertenecer a este mundo, lleno de hipocresía, superficialidad y materialidad. Sensación de cese, de “no puedo más”.

9) Esa sensación que recorre tu cuerpo, cuando sabes que alguien va a morir, y crees estar preparado para tal evento. Pero no.

10) Esa sensación de querer ser un hijo de puta, porque parece que así es como se triunfa.

11) Esa sensación de agotamiento de ser bondadoso y sincero. Ese resoplido tras una decepción, una tras otra.

12) Esa sensación de que nada te sana, que solo hay cosas que te alivian por un tiempo.

13) Esa sensación de ser de otra época o de ninguna época.

14) Esa sensación de indiferencia cuando ves a una pareja besarse. Sensación de abandono, sensación de odio hacia el amor de este siglo, que se twittea y no se vive, que se fotografía y no se enmarca en la eternidad.

Dios: Va, ya vale Doctor ¿o qué? Que hoy tenía día feliz, tío.

Doctor Melancolías: Solo una más.

Dios: Joder.

15) Esa sensación de saber que no te adaptas a este mundo, que no pintas nada en él y seguir intentándolo como un idiota. Porque este mundo no quiere personas diferentes.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Masaje del alma

EL MASAJE DEL ALMA

Manos como expresión total de mi vida,
vehículo del amor que yo siento.
Las que manifiestan el horror
de este paciente
que pretendía curarse
con la terapia del olvido.

Manos que pudieron emocionar
con lo que escribieron.
Manos que trataron contracturas,
lesiones, personas.

Masajear el músculo
y El Músculo.
Mas ¿quién masajea El Músculo del poeta…?
¿Acaso una poetisa, como un abogado que
defiende a otro?

No se sana un cuadro crónico
con trampas de poeta ilusionado:
un poema al oído
o un beso recitado.

Poesías arteriales, que lleven vida…quisiera yo escribir,
y no venosas cargadas de melancolía.
Quisiera dilapidar mi obra
si supusiera el alivio
de esta mi crónica contractura.

Seguiré caminando,
cantando,
dejando que los niños
se rían
de este poeta
que escribe las noches de los sábados.

Publicado en Poesía | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Summertime Sadness

SUMMERTIME SADNESS

Esta sensación de vacío, como un agujero negro que me traga desde el pecho, una sensación de cansancio por este mundo.

 

Cansado de ser invisible,

de lamer las heridas del otro

y nadie las mías.

 

Cansado de este mundo

de tecnología.

De muchas letras

y pocas palabras.

De muchas indirectas

y pocas contundencias.

 

Cansado de intentar

integrarme.

No saben lo que es

vivir al margen.

 

Cansado de quejarme

y de transmitir

infelicidad.

 

Cansado…

Hasta de leer

a Lechowski.

Qué daño

infundiéndome esperanza.

 

 

Yo quería ser rapero, de esos que mueven las manos rápido y dicen palabrotas. Luego evolucionaría a un rapero de versos poéticos y camisa a cuadros, como Rayden o Sharif. O no, que va, sería algo más como Lone.

“Pensando en lo que se va y en lo que se queda.

Sus piernas rodeando mi cara: mi única frontera.

Para querer, has de quererte, nena,

Y yo me quiero tanto que llevo mi foto en la cartera”.

 

Imaginar un futuro mejor: la gota de lluvia que colma en mi rabadilla. Mi punto débil. La universidad, una novia, un verano…Cansado también de proyectar ilusiones en el futuro. Expectativas, deseos, sueños.

 

Dios: Al final siempre eres quien eres.

Doctor Melancolías: Por mucho que sonrías o intentes caer bien a la gente.

Dios: No sabes vivir con los demás.

Doctor Melancolías: Eres un pájaro que debe volar libre.

 

Cansado de desnudarme a quien luce bufandas de duro invierno. Cansado de justificar cada palabra que digo, cada acto, cada sentimiento. Cansado de pensar que ser diferente es un pecado.

 

Mi rehabilitación

no necesita

terapeuta alguno.

 

Ningún verano

me sanará.

Ni un beso.

 Ni un puesto de trabajo.

Ni un lugar paradisíaco.

Ni mucho dinero.

 

Solo yo me puedo sanar.

¿Cómo? No lo sé.

Por eso escribo.

Para intentar que mientras

escribo este verso,

se me revele

la iluminación

en el siguiente.

 

Donde duele, inspira.

Donde jode, inspira,

Más bien.

No quiero palmaditas en la espalda, ya me cansé. Solo quiero que me dejen en paz. Solo necesito dejar de actuar. Quitarme el disfraz. Y ser yo.

 

Dios: No sé mucho de poesía, pero…¿estás pensando en suicidarte?

Doctor Melancolías: Dios, no tienes ni idea. Habla de rehabilitarse. De curarse él. De dejar de parecer alguien que no es y de ser libre. De ser él.

Dios: ¿y cómo pretende ser él? Las influencias existen.

Javier:  Ser yo es no querer ser alguien.

Publicado en Poesía, Reflexiones | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

LA SOLE

LA SOLE

LIBRO: INOCENCIA/CRUDEZA (2013)

Javier Sánchez Aguilar/Daniel López Flores

El esófago de la vida me traga,
estoy hecho un bolo de caos,
los recuerdos son las enzimas que me degradan.
Ya liberado del arnés de la esperanza,
procedo a entrar al estómago de la vida:
la soledad.
Hola amiga.

Soy el último flexo del bloque,
ya el mundo durmiendo sus melancolías,
—intentando pillar los sueños—
y yo propagando mi incendio
dejando que el papel me viole.

Desesperado.
Repudiando los refranes contundentes.
¡Creí tener el destino de desmentirlos!
Y lo hice,
mas la vida ha vuelto a darme
una patada donde más duele
—donde tengo la tableta de chocolate—.
Insulto a mi suerte
y abrazo a la mala.

Poeta trasnochador y madrugador
amaba con empacho, hedor y mierda.
Sudaba versos resonantes, felices…
¡no era poesía ni de cerca!
¡pero qué importaba!
Si mi alma música eructaba
el tiempo y su furia se anestesiaban.

Terminaré por ser la mueca
de lo que quise ser,
y mañana me pareceré aún más
al cadáver que voy a ser.
Como un civil de a pie más acabaré
reduciendo mi existencia a la supervivencia de mi ser,
sacando la basura de mi mente
en vez de reciclarla como suelo hacer.

Porque en soledad me siento en senectud,
cada vez duermo más,
porque despierto solo hallo
mi espada de Damócles: la infelicidad.

Déjame descansar, vida,
siempre en la recámara, al dente.
Deja solo por unos días
que duerma abrazado a la Sole:
la metáfora de mi yo.

Publicado en Poesía | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario