LA CICATRIZ

LA CICATRIZ

Sudamérica tiene un gran cicatriz

por cuyos bordes divago.

Larga e imponente,

me instiga a mantener abiertas

mis heridas.

Es la Cicatriz de los Andes.

 

La cicatriz que serpentea

por el mapa,

con sus volcanes,

picos, selvas

y glaciares.

 

Mas dicen que una herida

debe cicatrizar lo antes posible

para sanar.

Que es como pasar página,

como volver a empezar.

 

Incluso dicen que el amor

es la cicatriz compartida.

Que es como vivir en vida,

como la llaga escondida.

 

El noble silencio

de este nómada,

conecta con su profundidad;

impregna su pituitaria

y horada su gruta.

 

Heridas como pesadas cargas

del sherpa,

solo una revolución interna

las convierte en livianas.

Dios hecho pan,

suero de piel desgarrada.

 

Se mantendrán abiertas mis heridas

como las alamedas de Salvador.

Abiertas para sentir su ardor,

el recuerdo de quien soy,

y cada batalla que dejó su raspón.

 

La cicatriz andina termina

donde lo hace el mundo,

mas nunca estará sanada

mientras alguien llore

entre sus bordes

abriéndola.

 

La Sanación

está en ver la belleza

bajo la herida

que no cicatriza

porque aún tiene vida.

 

 

 

 

 

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

No he muerto, estaba de parranda

Hola. Ya estoy aquí. ¿Ha cambiado WordPress? Hace 6 meses que no me paso por aquí… Os he tenido un poco abandonados lo sé. Hace 1 mes y pico que volví de Chile; estuve de Intercambio allí durante 6 meses desde finales de julio. Sí que publiqué algunos poemas allí pero ya no volví a publicar más. ¿Por qué? Tuve mucho trabajo con mis prácticas y casi no me daba tiempo ni a cagar. No obstante, sí que he escrito cosas y anotado ideas en mis papelicos. Cuando terminé mis prácticas y comencé a viajar, ahí fue cuando me liberé y me inspiré de los destinos por donde viajaba.

La cosa: mi próxima obra poética está casi lista, “El peregrino de Natales”, en la que reúno poemas desde 2014 hasta hoy. Una obra que me ha encantado como ha quedado, me gusta como voy madurando mi estilo y mi forma de expresar lo que siento. Ese libro lo autopublicaré en Lulu.com, con la opción de comprarlo físico o descargarlo en e-book gratis (espero poder) para que el que lo quiera leer, lo lea. El día de la publicación no lo sé, pero más o menos a mediados de marzo o finales. Cuando lo publique, escribiré un post con el link al libro.

Simplemente deciros que estoy vivo, que no he muerto, que tenía ganas de volver a WordPress y también volver a leeros a muchos de vosotros. Chile me ha cambiado la vida y lo vais a ver reflejado en “El peregrino de Natales”.

Queda mucho por sentir aún. Y aquí estaré para expresarlo!

 

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

PULSION DE CONEXION

PULSION DE CONEXIÓN

Conectar es entrar en mí

para abrirme en canal

al mundo;

sangrarme,

volverme arteria

de solemnes palabras.

 

Abrirme al mundo

para salirme de él.

Escalar el cerro,

apretar la herida

y besar su suero.

 

La cima es abajo,

no arriba.

No quiero llegar lejos

quiero llegar dentro.

El resto es corteza.

 

Conectar es abrazarme,

amarme,

desarmarme de sueños

y ser yo el sueño.

Dejar de morderme el labio

mirando al cielo.

 

Me despido de las expectativas

con mi dedo medio;

de las sonrisas desdentadas

con un sarcasmo;

de este mundo

con mi silencio.

 

Conectar es Ser.

Es dejar de vestirme

cada mañana.

Es bajar la retaguardia,

es quitarse la coraza

-ibérica o andina-

Es ver en las cicatrices

la pura belleza.

Publicado en Poesía | Etiquetado , , , | 1 Comentario

El sol de Santiago

EL SOL DE SANTIAGO

Abre los postigos, poeta,
¡el sol de Santiago salió!
Puedes vislumbrar luz
tras la cordillera
que te cerró el alma.

Alma cerrada
con el corazón abierto.
La toquicura bien roja,
infierno en tu invierno.

Las lágrimas te hidratan
cuando el dolor delata
tu extranjería
(del mundo).
La pesada alegoría de tu vida.

Morir frente al mar.
Empezar a dar amor de nuevo.
Dar el do de corazón.
Sentirme cerca estando tan lejos.

No viniste, doctor,
a pintar poesía
en labios dilectos.
Viniste a sentir la pacha
y brotar una arteria andina
en medio de tanta melancolía.

Vuélcate del plácido chinchorro,
vuelve a ser el mago,
mas recuerda lo que el viejo dijo:
-Nunca te fíes del sol de Santiago.

Publicado en Poesía | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

CINESIOLOGIA DEL CORAZON

CINESIOLOGIA CARDIACA

Cinesiología: del griego kínēsis ‘movimiento’, y logos, ‘estudio’

La boca de tu poeta
-cortada y agrietada por su frío-,
no busca ya el beso
que lo saque del pesar
en el que está sumido.

Dejó de estudiar los movimientos
de la pelvis, cadera y lengua
-movimientos del amor estándar-,
para estudiar los del corazón:
EL ÓRGANO cuyas teclas
quiere aprender a tocar.

Quiere ser fisioterapeuta del corazón.

Primer movimiento del corazón: ascenso

El corazón se vomita o eructa;
necesita salir
y entregarse a la amada.
Es la regurgitación del amor,
la vida matando a la muerte,
volver a sentir el ardor.

Segundo movimiento del corazón: descenso

El corazón desciende
y se recoge sobre sí
para no saber nada de latir.
Es la cabeza gacha del poeta
que se esconde del amor
y solo quiere dormir.

Tercer movimiento del corazón: ante-pulsión

Con cada latido
el corazón se adelanta
acosando al esternón.
¡Mas no reclamando salir!
Mas bien avisando de su explosión,
avisando que va a morir pariendo
Amor universal,
amor que nace de dentro a dentro.

Tu poeta no quiere besarte
ni siquiera acariciarte
o enamorarte.
Él solo quiere
que le permitas amarte.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Carta a los tiempos gramaticales

Carta a los tiempos gramaticales

 

Futuro, ya no quiero que me salves.

Solo déjame sangrar.

No esperes que haga testamento

cuando no tengo plata,

solo un corazón ahíto de melancolía.

 

Pasado, ya no quiero que me recuerdes

las trazas de vida que escarbaste.

Fieros recuerdos que hierven…

No añadas más fósforo

a mi memoria.

 

Presente, quise estar ahogado en ti.

Quise que cada segundo vivido

fuera una preciosa huida.

Un boca a boca intenso

dado por la vida.

 

Más sigo sangrando por la mayor de mis heridas,

la que nunca cicatriza,

la que escuece y suena.

 

Mas sigo respirando melancolía

que con su aroma a menta,

menta a mi alma

y ella acude al dolor.

 

Cansado de pedir la repatriación

a mi país.

Tendré que viajar solo

para encontrar

el hogar donde no existen

tiempos gramaticales,

solo paz.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sensaciones

SENSACIONES

1) Esa sensación al escuchar como tu reproductor de música te pone las canciones que te debilitan, que te tocan ahí dentro. Que estás hecho mierda y suena “Sooner or later” de Mat Kearney o directamente “Llorar” de Musicalité.

2) Esa sensación que se te queda cuando dices “te quiero” y recibes un “gracias”.

3) Esa sensación evidente que siente alguien manipulado, cuando solo le prestan atención cuando necesitan algo o para contar lo asquerosamente bien que le van en la vida.

4) Esa sensación de vacío, semejante a notar aire detrás del esternón y no ese órgano que dicen que es clave.

5) Esa sensación de ser un quinto plato, ni siquiera un segundo. Sensación de amistades por pena, y no por afecto.

6) Esa sensación de querer huir, aun sabiendo que posiblemente no es la solución al problema.

7) Esa sensación de no encajar en ningún sitio, más que en soledad, frente a un papel desnudo al cual arropar.

8) Esa sensación de no pertenecer a este mundo, lleno de hipocresía, superficialidad y materialidad. Sensación de cese, de “no puedo más”.

9) Esa sensación que recorre tu cuerpo, cuando sabes que alguien va a morir, y crees estar preparado para tal evento. Pero no.

10) Esa sensación de querer ser un hijo de puta, porque parece que así es como se triunfa.

11) Esa sensación de agotamiento de ser bondadoso y sincero. Ese resoplido tras una decepción, una tras otra.

12) Esa sensación de que nada te sana, que solo hay cosas que te alivian por un tiempo.

13) Esa sensación de ser de otra época o de ninguna época.

14) Esa sensación de indiferencia cuando ves a una pareja besarse. Sensación de abandono, sensación de odio hacia el amor de este siglo, que se twittea y no se vive, que se fotografía y no se enmarca en la eternidad.

Dios: Va, ya vale Doctor ¿o qué? Que hoy tenía día feliz, tío.

Doctor Melancolías: Solo una más.

Dios: Joder.

15) Esa sensación de saber que no te adaptas a este mundo, que no pintas nada en él y seguir intentándolo como un idiota. Porque este mundo no quiere personas diferentes.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario