Fantasma en la algarabía

Sali del juzgado

y le prendí fuego:

divorcio tramitado

con mis principios,

arraigo envenenado

de un ciudadano sombrío.

Principios que no eran

más que andamios nubosos,

apellidos del mundo

al que me aferraba.

 

Estaba huérfano,

borrado de la táctica de vivir

y me eché a andar.

Y entonces lo vi:

la miopía residía en mis principios.

 

Miraba los andares de la gente,

sus prisas, abrigos desabrochados.

Carritos aguardando un futuro incierto,

perezas de un mundo atónito,

manos cruzadas de parejas,

y sus memorias anestesiadas,

los zapatos desgastados y el bolso de leopardo.

Bordillos insufribles a ojos del joven,

rótulos, pornografía de la estupidez,

trajes de boda en los escaparates.

 

Pisadas sobre nieve,

la vida echando humo,

miradas inauditas,

calles sin nombre.

 

Caminaba sin rumbo

a merced de mi médula

observando a la gente.

Desnutrido,

hubieras podido ver

marcada mi mandíbula,

mi atrofia, mi patetismo.

 

Nadie me veía.

 

En ese momento

me sentía vulnerable

desnudo, como la gravedad

asida al mundo.

El hombre que no asustaba a las palomas

por más que pisoteara tal alfombra extranjera.

 

Solo me quedaba el instinto

movimiento reflejo de huida.

Huida al hogar,

sin código postal.

La casa de la infancia

de la que fui desahuciado,

pretendía saludarme

como si nada hubiera pasado.

 

Dolor hecho tierra

a cada paso que daba,

¿por qué me sentía exiliado

volviendo a casa?

¿Dónde había ido?

¿A la guerra?

 

¿Qué queda cuando vuelves a casa

después de años de exilio?

¿Una bocanada de aire ahogada en el vacío?

 

 

La depresión de Dios caído en la tierra,

de un indígena del ser

arrastrándose a la caverna.

 

 

Instagram: @doctor_melancolias

Facebook: Doctor Melancolías

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Doctor Melancolías

Me llamo Javier Sánchez Aguilar. Soy fisioterapeuta y me dedico al campo de la neurología. También me gusta mucho reflexionar y expresarme, por eso desde el año 2010 que llevo escribiendo poesía y varios textos de reflexión. He publicado 4 libros hasta la fecha: "Abstracción", "Abstracción II: Huellas Inundadas", "Inocencia/Crudeza" y "El peregrino de Natales".
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fantasma en la algarabía

  1. Me ha encantado!
    El hombre que no asustaba a la palomas…
    Genial!
    Un abrazo ⚘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s