“Necesito irme de aquí”: el mundo no es tan hermoso como se narra en las novelas

Noches a medias

Te despiertas como cada mañana pero notas que hay algo diferente a tu alrededor. Las paredes de tu habitación no se han movido y tú sientes cómo se juntan lentamente, cómo te aplastan. Te aseas y te dispones a desayunar pero en la nevera siempre encuentras lo mismo y, como consecuencia, no comes nada. Ni siquiera te planteas pararte en el salón, a esas horas no emiten ese único programa que tanto te gusta, sólo se repiten una y otra vez las mismas series con nombres distintos, las mismas noticias con diferentes titulares, aquellas películas que, a fin de cuentas, te sabes de memoria. Ahora son las paredes de toda la casa las que te aprisionan, te hacen sentirte pequeño, frágil, débil.

Miras tu móvil con la esperanza de encontrar un mensaje, una llamada de alguien que te hable y tu obsesión te lleva hasta el límite de mirar si la última persona con…

Ver la entrada original 329 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s