La CATÁSTROFE será el culmen de la Historia

La catástrofe será el culmen de la Historia

La dialéctica es, en filosofía, básicamente, la visión del todo como un proceso racional en el cual, mediante la razón humana se puede deducir lógicamente los elementos clave de la Historia y avecinar su final.  Hay 2 grandes filósofos que utilizaron la dialéctica para desarrollar sus filosofías: Hegel y Marx. No voy a explicar las dialécticas de cada uno, simplemente detallar cómo creyeron ellos que terminaría la Historia, tomando como referencia que la Historia es la historia que hace el ser humano, es decir, la historia humana.

Hegel (1770-1831), fue el filósofo de la Revolución Francesa y el pensador que vino a encarnar el espíritu de la consolidación de la burguesía en Europa. Ya el feudalismo había sido liquidado por la burguesía y ésta se había adueñado del poder. Al adueñarse del poder, desaparece la “cosa en sí” de Kant. La “cosa en sí” era el Noúmeno, aquello a lo que la razón humana no podía llegar. ¿Qué era la “cosa en sí” viéndolo desde un punto de vista histórico? Era aquello que oculta el PODER. Como en Kant, la burguesía no tenía todavía todo el poder, había algo que no podía ver, algo que ocultaba el poder, pues el poder posee la verdad, eso es el Noúmeno. Ahora bien, con Hegel, la burguesía ya tiene todo el poder, por lo tanto, ya no hay cosa en sí; la burguesía se ha apropiado de la totalidad de lo real, y por supuesto, tiene a su filósofo: Hegel.

Hegel dice que, en su filosofía, el sujeto se da cuenta finalmente de que él es toda la realidad, de que toda la realidad ha sido el desarrollo de un sujeto absoluto, totalizador, que es el hombre y la historia que el hombre hace, y todo este inmenso desarrollo confluye en el saber totalizador de la FILOSOFÍA HEGELIANA; del Hegel que es el ideólogo de Federico Guillermo de Prusia, una posición lo suficientemente acomodada como para lanzar esa fórmula.

Luego, además, hay otro personaje que propuso su final de la historia: Francis Fukuyama, politólogo japonés. Fukuyama daba por terminada la Historia con la caída del muro de Berlín en 1889, que a su vez fue el final de la Guerra Fría entre la URSS y EEUU, viéndose instalada así la democracia liberal. No es que Fukuyama sea un gran pensador, lo que ocurre es que como estaba al servicio del departamento del estado norteamericano, le interesaba que la Historia terminara ahí, con el bloque soviético a los pies del bloque norteamericano y que así, éste último sea el único protagonista.

Por último, hay que hablar del cabezón barbado Karl Marx. Marx (1818-1883) fue el filósofo del proletariado, el que vino a expresar que el proletariado surgió como clase inferior de la consolidación de la burguesía y, el que vino a enterrarla para producir la dictadura del proletariado, después de la cual, surgiría el Comunismo, un sistema sin opresores ni oprimidos. El Comunismo es ese momento en el que Marx da por terminada la Historia. Cuando digo que termina la Historia, me refiero a que ese momento es de tal plenitud, que no puede suceder nada trascendental después de eso que altere ese momento.

Ahora bien, nosotros sabemos que ninguno de los 3 pensadores citados acertó con sus previsiones. Aquí es donde entramos nosotros. ¿Acertó Marx? No. Sí es cierto que surgió el Comunismo, pero para nada fue el Comunismo idílico de Marx. ¿Por qué no se realizó el sueño de una sociedad igualitaria basada en el Comunismo? Porque hubo el concepto de Vanguardia: las masas no fueron protagonistas, sino la Vanguardia. La Vanguardia es la que cree tener la verdad ideológica más revolucionaria y si esto ocurre, crea el Partido de la Vanguardia. La constituyen los que consideran que las masas no tienen la verdad y la Vanguardia debe educarlas. Lo que pasó en la URSS es que este Partido de la Vanguardia cosificó la ideología, es decir, hizo de ella un DOGMA, que pertenecía a unos pocos elegidos. Esos pocos elegidos se convirtieron en la burocracia del Partido y finalmente el Partido eligió a su líder, en nuestro caso de la URSS, el dictador revolucionario Iósif Stalin.

Entonces, ¿cuál parece ser el final de la Historia actualmente?

Actualmente vivimos en lo que yo llamo “sombra del Absoluto”. Durante toda la Historia, han existido Absolutos, desde la India Antigua, pasando por la Edad Media, la Ilustración, la Modernidad, hasta hoy. El Absoluto es aquel elemento a partir del cual todo se explica. Si quiere ponerle otro nombre, puede ponerle Dios, pues es el más famoso de los Absolutos de la Historia. Ahora bien, ¿qué Absoluto hegemoniza la realidad actual? Pensemos. Hay que imaginar un elemento global a partir del cual todo se explica, a partir de cuya sombra nosotros vivimos. ¿Nada? Le voy a proponer algunos para ir descartando. ¿Dios? No. Ahora más que nunca, vemos como el número de afiliados a una religión ha disminuido, las personas mayores arraigadas por un sistema político que imponía una religión ha muerto o está por morir; los nuevos jóvenes, cada vez con más información, son capaces de decidir y vislumbrar un mundo sin Dios. Y en todo caso, existen jóvenes que deciden por ellos mismos creer en Dios, lo cual no significa que no sean intelectuales.

¿El capital? Puede ser. El dinero es la mercancía a la que remiten todas las mercancías y desde el surgimiento del capitalismo burgués con el saqueo de América y con Inglaterra como principal manufacturera, pasando por la creación de los bancos y el auge del comercio internacional, es posible que el capital lo sea.

¿La Tecnología? Ya Heidegger (el 2º Heidegger) dijo en el siglo XX que “el hombre ha olvidado al ser y se ha consagrado al dominio de los entes”. Quiere decir que en vez de preguntarse por el ser, por sí mismo, por su vida, se ha entregado a las cosas, y coincide con el desarrollo de la técnica. La Tecnología parece ser un Anti-humanismo (justo lo que el 2º Heidegger postulaba). No es una tontería afirmar que hoy en día hay una falta de humanidad en el mundo. La tecnología nos controla, en vez de controlarla nosotros a ella y eso produce deshumanización. Esa es la desventaja de la Tecnología: la Tecnología proporciona muchas oportunidades en todos los ámbitos, pero nos entrega a la pasividad y a la vagancia. No es una crítica, es un hecho del que poco se puede escapar. Es fruto, como vengo diciendo desde el principio, de un proceso racional y dialéctico que inexorablemente lleva a este punto y que solo nuestras decisiones actuales pueden alterarlo. El problema es que somos muchos en este mundo y solo unos pocos los que quieren cambiarlo. ¿Podría ser la Tecnología el Absoluto? Sí, claramente. Pero dado que la Tecnología la interpreto como materia, como una cosa, una máquina, un aparato, etc, no parece concordar con la serie de Absolutos que se viene mostrando en la Historia. Por lo tanto, veamos la alternativa final que propongo.

¿INTERNET? Internet se ha convertido, en mi opinión, en el Absoluto del siglo XXI, y si no pregúntenle a Chema Alonso. El elemento que articula cada elemento tecnológico -y humano-. No es que me ponga en el lugar de un ciudadano primer-mundista, sino que Internet es el que permite la globalización que quería EEUU para totalizar el mundo, para que todo el mundo tuviera algo en común, algo que los uniera, en vez de permitir la fragmentación de la Historia, como postulaban los filósofos post-modernos como Lyotard. Sin Internet, mucha de la información que sabemos no la sabríamos, ya que la Tecnología nos ha vuelto tan pasivos que no podemos ir a una biblioteca a buscar información en papel. Internet es eso que nos intenta dirigir el rumbo de nuestras vidas controlándonos, CUANDO DEBERÍA SER MERAMENTE UNA HERRAMIENTA para enriquecer nuestro intelecto y proporcionarnos una mejor vida, que no significa una vida más pasiva, sino más feliz y plena.

  • ¿Capital?
  • ¿Tecnología?
  • ¿Internet?

Tenemos varias posibilidades de Absolutos pero, ¿el final de la Historia?

El final de la Historia solo puede ser una catástrofe.

En este momento, la catástrofe es el final más lógico que se puede pensar de este planeta. Habrá un momento previo a la catástrofe en el que los se hacen llamar los Presidentes del Mundo intentarán rectificar pero no será posible. Los niños viven inmersos en una inocencia light; los jóvenes están maniatados por la sociedad, por los sistemas educativos, por Internet, por la Tecnología, lo que les lleva a entregarse a la embriaguez; los adultos carecen de ocio para poder desarrollar sus pasiones al trabajar en exceso generando la plusvalía que enriquece al jefe. Y cuando tiene tiempo libre, se entrega a la “avidez de novedades”, a la moda, a lo material, en vez de enriquecer su ser. Finalmente, las personas mayores, inocentes, se limitan a esperar a la señora muerte para el principio de la verdadera paz. En el otro polo, políticos corruptos que no admiten preguntas a los periodistas, el Islam dormido en su sueño eterno, gobiernos que fabrican bombas nucleares… La  actitud humana actual conlleva una destrucción de la naturaleza. Pareciera como si quisiéramos nosotros ser los últimos habitantes del planeta, en egoísmo impenetrable, porque no nos damos cuenta de la herencia que estamos dejando. Yo, como joven de 20 años apenas, no concibo un mundo bueno para mis hijos. Casi preferiría no tenerlos para no verles sufrir y crecer en esto que llaman Mundo. Porque si la Historia humana ha ido creciendo desde la India Antigua con los Vedas, pasando por Confucio, hasta llegar a Atenas con Sócrates, Platón, la Edad Media con la Historia paralizada, el Renacimiento, da Vinci, Miguel Ángel, La Ilustración, Robespierre, Marx, Nietzsche, Heidegger… hasta llegar a la catástrofe, me hace pensar que no queremos que todas las obras grandiosas de la Humanidad queden aquí y que todo lo que hemos hecho aquí haya sido en vano.


Desde el año pasado vengo trabajando en una especie de tesis en la cual expongo -desde mi interpretación filosófica- cuáles han sido los Absolutos de la Historia de la Humanidad hasta hoy en día. La publicación de dicha “tesis” no tardará mucho en suceder. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s