El Retorno

El retorno

 

Bajaste de nuevo a la caverna

tras alcanzar la altura del Sol,

El Bien, la Per-Fec-Ción.

Subiste con intención

de conocer el saber supremo,

sentir el ardor del Bien.

Mas tu piel sigue paliducha,

Nórdica.

 

Bajaste de nuevo a la caverna;

lugar donde naciste y creciste,

amaste y fracasaste.

Decidiste enfrentarte a la ignominia

y trepar por la pared del dolor

para encontrarte la Verdad de todo.

 

Mas te has dado cuenta, amigo,

que la verdad no está en la luz, el Sol, el Bien…

La verdad está en lo más oscuro,

lo más negro y lánguido

de ti:

Tu Ser.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s